INFOVENAS.COM

HEMANGIOMAS 
Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.
SSL Secure

Valid XHTML 1.0 Strict

   

 

QUIENES SOMOS | DR. RICARDO MAURICIO GRUZ | PREGUNTAS MAS FRECUENTES, RESPONDIDAS © | ARAÑITAS (TELANGIECTASIAS) | TERAPIA FOTOLUMÍNICA | LÁSER ENDOVASCULAR | VÁRICES | VENAS, VÁRICES Y HORMONAS | VÁRICES Y EMBARAZO | FLEBITIS Y TROMBOSIS | SINDROME POSTTROMBÓTICO | SÍNDROME DE LA CLASE TURISTA ó DEL VIAJERO  | LAS VENAS Y LA QUIMIOTERAPIA | ÚLCERA VENOSA | ÚLCERA HIPERTENSIVA ó de MARTORELL | LINFANGITIS | LINFEDEMA | DRENAJE LINFÁTICO MANUAL | HEMANGIOMAS | DEPORTE Y VÁRICES | Klippel-Trenaunay-Weber | HEMORROIDES | CELULITIS | LAS VENAS DE LAS MANOS | CONSEJOS | COMO LLEGAR | LINKS | SALUD Y TURISMO | FOROS | CONTACTENOS |

info@infovenas.com.ar                 (54 11) 4833-3982

 

 

¿QUÉ SON LOS HEMANGIOMAS?

Los hemangiomas son malformaciones vasculares benignas, las que pueden encontrarse desde el nacimiento, apareciendo en las primeras semanas de vida. Suelen ubicarse en la cabeza y el cuello, así como en el tronco y extremidades, aunque pueden ocurrir en cualquier localización, incluso órganos internos. Pueden ser una lesión única ó múltiples. Durante los primeros meses de vida los hemangiomas crecen y, habitualmente a partir de los 12 meses, involucionan.

Se observan aproximadamente en un 10% de los recién nacidos, siendo mayor su presencia, casi un 25%, en los de bajo peso y más frecuentes en mujeres que en hombres.
Pueden manifestarse como una mancha roja en la piel, plana (mácula) o sobreelevada (pápula), o como una red de venas rojizas (telangiectasias). Según su localización en la piel se dividen en superficiales: los que afectan a la dermis superficial y externamente tienen un color rojizo; profundos: los que afectan a la dermis reticular y al tejido celular subcutáneo, que suelen tener un color azulado y una consistencia "gomosa"; y compuestos, que son una mezcla de los anteriores. Los superficiales se les llama "en fresa" y a los profundos "cavernosos".

¿CÓMO EVOLUCIONAN?

Durante el primer año de vida los hemangiomas crecen, aumentando el tamaño y la intensidad del color. El crecimiento se debe a un aumento del número de células (hiperplasia).
En muchos hemangiomas se aprecian dos etapas de evolución:

A partir de los 10-12 meses suelen involucionar, disminuyendo progresivamente de tamaño y la intensidad del color a uno azulado, parduzco ó grisáceo. La involución puede ser rápida (3-4 años) o lenta, durando hasta los 10-12 años. Ésta última ocurre con más frecuencia en algunas localizaciones como la nariz y el labio superior. Los hemangiomas que están presentes en el nacimiento regresan más rápidamente que los que aparecen a las pocas semanas.
Se considera que sólo el 20% de los hemangiomas desaparecen completamente. En su regresión los hemangiomas pueden dejar cicatrices (si hubo ulceración), un exceso de piel, un tejido fibroso residual o un área de telangiectasias.

Todo puede tratarse mediante diferentes procedimientos.

COMPLICACIONES

Suelen ser frecuentes como la ulceración, sobre todo en las fases de crecimiento.

Los hemangiomas localizados próximos a los orificios naturales, la infección puede ser un problema (la nariz, labios y las regiones genital y perianal).

En la porción inferior de la cara o en el cuello, al crecer pueden producir obstrucción de la vía aérea y dificultad para la deglución; y los de la porción superior o media de la cara compromiso directo sobre los ojos.

Muy raramente los hemangiomas extensos desarrollan trastornos de la coagulación por consumo local (síndrome de Kassabach-Merritt) o sistémico (coagulación intravascular diseminada, CID) de plaquetas y algunos factores de la coagulación; u otros compromisos más significativos.

¿SE PUEDEN TRATAR?

La mayor parte de los hemangiomas no requiere tratamiento.

Son la excepción aquellos que desfiguren o tengan carácter destructivo (especialmente los localizados en la nariz) u originen complicaciones graves, como obstrucción de la vía aérea, trastornos de la deglución o posible ceguera.

El tratamiento dependerá del tamaño y localización de la lesión y del momento de su estadío. Desde el punto de vista psicológico, es importante iniciar el tratamiento de los hemangiomas (que sea necesario tratar) antes de los 2 años de edad, momento en que el niño establece un mayor contacto con el entorno y, si es posible, antes de la edad escolar, para evitar traumas derivados de su lesión.

http://www.bellezaintegral.com/documentacion/pdf/derma_0502_es.pdf
 


Web www.infovenas.com.ar


 

Aviso: La información proporcionada en este sitio está dirigida a complementar, no a reemplazar, la relación que existe entre un paciente o visitante y su médico actual.
Este sitio web tiene espacios publicitarios. Los mismos son remunerativos y ayudan a financiar el sitio."
Acuerdo de Privacidad

 

Modificado 29 agosto 2004